FRESAS
(Fragaria vesca)

 

En la llegada de la primavera, la fresa hace su aparición en nuestros puestos para la felicidad de los más codiciosos. Esta pequeña fruta roja es rica en vitaminas y minerales y tiene muchos beneficios para la salud. Por lo general se come como postre, crudo con azúcar o crema batida, pero también va muy bien con ensaladas para una mezcla que contienen un contraste dulce-ácido.

 

Nombre científico: Fragaria vesca
Nombre en español: Fresal, madroncillo, mayueta, fragaria
Nombre en gallego y portugués: Amorodo, freseira, morangueira
Nombres en otros idiomas
: Strawberry (inglés), Erdbeere (alemán), Fraisier (francés), Fragola, frava (italiano). 

 

La Fundación Galicia Verde, en su centro de investigación de Leboso, produce, mediante cultivo ecológico, planta de fresón.

Estas plantas las puedes comprar a través de nuestra tienda "on line": NAMASKAR

 

 

 

 

 

Familia: rosáceas

La planta de fresa se define como vivaz herbácea, sin tallo.
Las hojas son de color verde intenso, ovales y denticuladas, están dispuestas de tres en tres y salen directamente del cuello de la raíz. Desde la primavera hasta el otoño, emite tallos florales ramificados donde nacen las flores blancas o rosadas (dependiendo de la variedad) con cinco pétalos.
Los verdaderos frutos se denominan aquenos y son los granitos marrones amarillentos que se sitúan sobre la superficie de la fresa, mientras que la fresa en sí, botánicamente hablando, es un receptáculo hinchado, coloreado y con un aroma y sabor característico. La forma de este receptáculo puede ser redondeada, cónica o alargada.

 

La fresa es una planta rústica y sólida, adaptable a diferentes tipos de climas. Le gusta el calor del sur y la suavidad del oeste pero también da buenos resultados en regiones más continentales. Se puede cultivar hasta una altitud de 1500 metros, siendo precavidos de colocar una protección en caso de helada durante la floración.
Su parte vegetativa es altamente resistente, llegando a soportar temperaturas de hasta –20 ºC, aunque los órganos florales quedan destruidos con valores algo inferiores a 0 ºC.
Las fresas se pueden plantar desde febrero pero la época más favorable es en otoño, a partir de septiembre.
Podemos conseguir plantones con cepellón o plantar los estolones que la planta produce naturalmente y que arraigan en la tierra. La teoría dice que es mejor comprar nuevos plantones para evitar la aparición de enfermedades virales que en ocasiones afectan a las plantas.
Para plantas con cepellón, utilizar el trasplantador. En el caso de las plantas de raíz desnuda, sumergir previamente las raíces en una mezcla de arcilla. En los dos casos, procurar no enterrar la base del cuello. Una vez acabada la plantación, regaremos cada planta al pie. Quince días después de la plantación colocar un acolchado de paja, agujas de pino, hojas, compost más o menos descompuesto,… para mantener las reservas de agua y eliminar la competencia de las malas hierbas. Para este último caso, existe un plástico de polietileno negro que se vende en las tiendas y que tiene muchas ventajas. Se puede colocar varios días antes de la plantación o incluso después.
Durante el cultivo es importante limpiar los fresales retirando las hojas secas, hojas enfermas y frutos con problemas y colocar una capa de compost bien descompuesto entre las plantas para garantizar ese aporte de materia orgánica.

Clima: prefiere los climas frescos, de tipo oceánico o montañoso y puede ser plantada desde la costa hasta los 1000 metros de altitud.
pH óptimo: la fresa soporta bien valores entre 6 y 7, situándose el óptimo en torno a 6,5 e incluso menor.
Situación: preferiblemente en espacios sombreados o parcialmente soleados.
Riego: Muy exigente en agua.
Marco de plantación: 60 cm ( entre líneas de plantación) x 30 cm (entre plantas)
Actividades especiales: Después del primer abonado otoñal, cubrir el suelo con una capa de hojas, compost en vía de descomposición, hojas de pino o paja. Este acolchado garantiza la protección contra el azote de la lluvia y fomenta el desarrollo de los microorganismos y las lombrices de tierra.

 

Dependiendo de la variedad escogida, podrá cosechar fresas entre mayo a principios de octubre en distintas tandadas.
El fruto tiene que estar totalmente rojo y se recolecta cortando el cabillo de la fruta bien pinzándola con las uñas o con unas tijeras. Esta actividad es mejor hacerla por la mañana, porque estarán más dulces.
La podemos conservar de esta manera:

  • Frigorífico. Dos o tres días. Evitar amontonarlas y lavarlas sólo cuando se vayan a servir. Deben lavarse rápidamente, manteniendo su pedúnculo para evitar que se mojen con el agua.
  • Congelador. Lavar la fruta en agua helada, sacudirla, escurrirla y colocarla en un plato, espaciándola. Congelar rápidamente en la parte más fría del congelador. Luego meterlas en una bolsa para congelar, idealmente en una sola capa. También pueden enrollarse en azúcar antes de congelarse de la misma manera<


UN POCO DE HISTORIA 

 

 

CARACTERÍSTICAS

 

Familia: rosáceas 

La planta de fresa se define como vivaz herbácea, sin tallo.

Las hojas son de color verde intenso, ovales y denticuladas, están dispuestas de tres en tres y salen directamente del cuello de la raíz. Desde la primavera hasta el otoño, emite tallos florales ramificados donde nacen las flores blancas o rosadas (dependiendo de la variedad) con cinco pétalos.   

Los verdaderos frutos se denominan aquenos y son los granitos marrones amarillentos que se sitúan sobre la superficie de la fresa, mientras que la fresa en sí, botánicamente hablando, es un receptáculo hinchado, coloreado y con un aroma y sabor característico. La forma de este receptáculo puede ser redondeada, cónica o alargada.

DATOS DE CULTIVO 

La fresa es una planta rústica y sólida, adaptable a diferentes tipos de climas. Le gusta el calor del sur y la suavidad del oeste pero también da buenos resultados en regiones más continentales. Se puede cultivar hasta una altitud de 1500 metros, siendo precavidos de colocar una protección en caso de helada durante la floración.

Su parte vegetativa es altamente resistente, llegando a soportar temperaturas de hasta –20 ºC, aunque los órganos florales quedan destruidos con valores algo inferiores a 0 ºC.

Las fresas se pueden plantar desde febrero pero la época más favorable es en otoño, a partir de septiembre.

Podemos conseguir plantones con cepellón o plantar los estolones que la planta produce naturalmente y que arraigan en la tierra. La teoría dice que es mejor comprar nuevos plantones para evitar la aparición de enfermedades virales que en ocasiones afectan a las plantas.

Para plantas con cepellón, utilizar el trasplantador. En el caso de las plantas de raíz desnuda, sumergir previamente las raíces en una mezcla de arcilla. En los dos casos, procurar no enterrar la base del cuello. Una vez acabada la plantación, regaremos cada planta al pie. Quince días después de la plantación colocar un acolchado de paja, agujas de pino, hojas, compost más o menos descompuesto,… para mantener las reservas de agua y eliminar la competencia de las malas hierbas. Para este último caso, existe un plástico de polietileno negro que se vende en las tiendas y que tiene muchas ventajas. Se puede colocar varios días antes de la plantación o incluso después.

Durante el cultivo es importante limpiar los fresales retirando las hojas secas, hojas enfermas y frutos con problemas y colocar una capa de compost bien descompuesto entre las plantas para garantizar ese aporte de materia orgánica.

 

Clima: prefiere los climas frescos, de tipo oceánico o montañoso y puede ser plantada desde la costa hasta los 1000 metros de altitud.

pH óptimo: la fresa soporta bien valores entre 6 y 7, situándose el óptimo en torno a 6,5 e incluso menor. 

Situación: preferiblemente en espacios sombreados o parcialmente soleados.  
Riego: Muy exigente en agua.
Marco de plantación: 60 cm ( entre líneas de plantación) x 30 cm (entre plantas) 

Actividades especiales: Después del primer abonado otoñal, cubrir el suelo con una capa de hojas, compost en vía de descomposición, hojas de pino o paja. Este acolchado garantiza la protección contra el azote de la lluvia y fomenta el desarrollo de los microorganismos y las lombrices de tierra.

COLLEITA 

 

Dependiendo de la variedad escogida, podrá cosechar fresas entre mayo a principios de octubre en distintas tandadas.

El fruto tiene que estar totalmente rojo y se recolecta cortando el cabillo de la fruta bien pinzándola con las uñas o con unas tijeras. Esta actividad es mejor hacerla por la mañana, porque estarán más dulces.

La podemos conservar de esta manera:

Frigorífico. Dos o tres días. Evitar amontonarlas y lavarlas sólo cuando se vayan a servir. Deben lavarse rápidamente, manteniendo su pedúnculo para evitar que se mojen con el agua.
Congelador. Lavar la fruta en agua helada, sacudirla, escurrirla y colocarla en un plato, espaciándola. Congelar rápidamente en la parte más fría del congelador. Luego meterlas en una bolsa para congelar, idealmente en una sola capa. También pueden enrollarse en azúcar antes de congelarse de la misma manera.

CHAN 

 

Prefiere suelos esponjosos, frescos, aireados, ricos en humus y ligeramente ácidos.  

Evitar los terrenos calizos, pobres o excesivamente arenosos.

FERTILIZACIÓN 

 

Es una planta exigente en materia orgánica.

Antes de la plantación, hay que ahuecar la tierra con una horca, incorporando mantillo de estiércol bien descompuesto, mantillo de bosque o turba, así como un abono de liberación lenta, por ejemplo los abonos verdes colocados luego como acolchado. También es recomendable aportar un abono de fondo, por ejemplo una mezcla de polvo de hueso, cuerno tostado y sangre desecada.

En caso de cultivarse en suelos excesivamente calizos, es recomendable un aporte adicional de turba de naturaleza ácida a razón de unos 2 kg/m2, que se mezclará en la capa superficial del suelo con un motocultor o similar. Se deben evitar los abonos orgánicos muy fuertes como la gallinaza, la palomina, etc. 

POLINIZACIÓN 

 

La flor de la fresa es una flor hermafrodita y es autopolinizable.

Este fruto es compuesto por lo cual debe de ser polinizado por individual necesitando muchas visitas de abejas, abejorros etc, a la flor para poder conseguir un fruto bien formado, manteniendo excelentes calidades en la fresa.

 

PROBLEMAS

 

En la huerta ecológica, los fresales tienen pocos parásitos pero es necesario identificarlos y conocer cuáles son los tratamientos comprometidos con la madre Tierra.

Gusanos de alambre.- No se produce algún síntoma antes de que la planta se deseque por lo que es necesario cavar para identificarlos. Una buena manera de alejar las larvas consiste en colocar bolas de naftalina en el interior de una botella de plástico cortada por las dos extremidades y bloquearla con piedras.

Alacrán cebollero.- Se extiende sobre todo en las tierras mullidas, ligeras y no demasiado secas. Es un agresor nocturno que cava galerías de poca profundidad, dividiendo las raíces de las fresas a su paso. Una solución es enterrar hasta el borde en la tabla de cultivo latas grandes de conserva abiertas que contengan un poco de esencia de trementina.

Babosas.- para evitar que se coman la fruta pondremos un acolchado de hojas de pino. Los tradicionales cepos con cerveza son costosos para poco resultado y la ceniza sólo sirve mientras no llueve. Es muy eficaz recogerlos en sus refugios favoritos (bajo plástico o trozos de moqueta) o regar alrededor del bancal de fresas con un preparado de café. Preparamos un café sólo bien cargado y luego lo diluiremos en agua –un 2% de café y el resto agua–. Regaremos la parcela con esta dilución con una mochila pulverizadora.

Escarabajo de la fresa.- De color bronce, a veces matizado de azul, el adulto mide 5 o 6 mm de longitud. Pone sus huevos en mayo- junio sobre el cuello de las plantas. Los síntomas son muy evidentes pues todo el penacho de las hojas decae y se muere. La lucha preventiva pasa por la limpieza de las adventicias.

Araña roja.- Es quizás el más común de los problemas. Las épocas de sequía o exceso de calor pueden propiciar su aparición. Es evidente su presencia pues podemos ver cierta decoloración rojiza en las hojas y en el envés ver los pequeños individuos.

Pulgón.- Otro problema común en la mayoría de los cultivos hortícolas. Se puede aplicar una infusión de ajo alrededor de las plantas durante 3 días  para mantenerlos alejados.

Pájaros.- Causan daños  las fresas sobre todo cuando hace calor para reponerse. Los Cds colgados, cabezas de rapaces,… son poco eficaces. Las mallas antipájaros funcionan mejor pero a veces se llegan a servir a través de ellas. Una buena medida es colocar elementos para que los pájaros puedan beber.

Como prevención procuraremos plantar pies sanos, evitaremos mojar las hojas al regar y los encharcamientos; regaremos

sólo por la mañana y mantendremos el suelo fresco con pocos riegos gracias al acolchado. Preventivamente aplicaremos

pulverizaciones con una decocción de cola de caballo: una vez antes, una vez durante y otra vez al terminar la floración y

de nuevo dos veces después de la cosecha. 

 

APORTACIÓNS NUTRICIONAIS

 

El color rojo de las fresas, nos confirma la presencia de beta-carotenos.

La fruta de fresa contiene el doble de vitamina C que la naranja o el limón. Todos necesitamos consumir vitamina C porque es una vitamina que no puede ser producida por nuestro cuerpo. Esta vitamina, también conocida como ácido ascórbico, es soluble en agua y por lo tanto se elimina rápidamente en la orina, lo que permite el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo y estimula nuestro sistema inmunológico.Por lo tanto, se recomienda que las personas que sufren de gota o artritis consuman regularmente esta fruta porque pueden evacuar mejor el exceso de ácido úrico de su cuerpo.Esta fruta tiene 2 tipos de fibra: pectina pero también lignina. Estos son componentes vegetales: los primeros (pectinas) son fibras solubles, mientras que los segundos (ligninas) son fibras insolubles.Ambos tienen una función complementaria: la fibra soluble se usa para reducir el azúcar en la sangre después de una comida y la fibra insoluble promueve el tránsito intestinal (juega un papel importante contra el estreñimiento ya que permite un aumento de las deposiciones). Durante mucho tiempo se pensó que las personas con diverticulosis no debían consumir ciertas frutas (frambuesas, moras, fresas ...) por temor a que sus pequeñas semillas se alojaran en los divertículos. Sin embargo, no se ha realizado ningún estudio clínico para validar esta hipótesis. Según varios expertos, no sería necesario excluir estos alimentos en caso de diverticulosis. Sin embargo, en algunas personas, las semillas de frutas pequeñas pueden irritar el intestino. Puede ser aconsejable que estas personas consulten a un experto en nutrición.

ASOCIACIÓNS E ROTACIÓNS 

Emplazar mejor donde antes recogimos leguminosas, por ejemplo guisantes, o después de abonos verdes como la mostaza, la facelia o las habas. Todas ellas una vez cortadas y picadas podremos utilizarlas como acolchado

o abono de superficie que irá aportando el humus lentamente.

No volveremos a plantar fresales en el mismo lugar antes de 6 años ni tampoco los plantaremos en lugares donde antes haya habido un cultivo de rosáceas (frambuesos, zarzas, rosales, etc.).

Asociaciones favorables: Lechuga, judía enana, espinaca, borraja, ajo, melón, tomillo.

Asociaciones desfavorables: Col.

 

CAPACIDADE XERMINATIVA

 

Generalmente la fresa a nivel comercial y uso hortícola se multiplica por venta de planta nueva obtenida a través de estolones o por división de mata. Raramente se usan las semillas, salvo que se quieran obtener nuevas variedades.

Un gramo puede tener aproximadamente 2000 semillas.

RECOLLIDA DE SEMENTES

 

Se recomienda que transcurridos 3 años de cosecha, se deben renovar los fresales viejos y plantar nuevas plantas jóvenes.

Para obtener semillas, hay que elegir las fresas que estén más maduras. El mejor método para la obtención de semillas es licuando el fruto y como las semillas son duras se depositarán en el fondo del recipiente que utilicemos.
Otra manera es desecar el fruto al sol en un papel y luego separar las semillas. 

RECEITAS DE COCIÑA

 

A continuación te ofrecemos una serie de links en los que podrás encontrar más de 1000 maneras diferentes de cocinar con fresas, para que lo hagas a tu gusto.

Recetas de cocina 1

Recetas de cocina 2

VOSAS OPINIÓNS

En este apartado queremos colgar vuestras opiniones sobre esta hortaliza: que os parece, si os gusta, o no, si conocéis algunas propiedades, como la llaman donde vivís, o alguna anécdota ,..... cualquier cosa que queráis enviarnos, para compartir y enriquecer esta sección, a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..