RITUAL VÉDICO

 

Vamos a hablar de algo primordial en la cultura que desciende de las ciencias védicas. Se trata de los "rituales de fuegos sagrados", en los que mediante mantras, protocolos de forma y tiempo y con la conciencia meditativa enfocada al resultado del ritual, se celebran ceremonias que contienen un gran poder y que producen verdaderos cambios en el ámbito. 

En el Hinduísmo el término Sánskrito Yajña , o su homónimo anglófono Yajna, Yajna o Yadnya, significa "Ritual de Sacrificio". 

Es una remota práctica védica, que se creó como ritual para complacer a los Dioses o para que se cumpliesen ciertos deseos humanos. El elemento esencial del ritual es el Fuego Sacrificial, el Agni Divino (todo lo que se ofrece en el fuego, tendrá alcance para los dioses ). Este ritual tiene un homónimo en la época de Zoroastro llamado Ahura, donde en lugar de utilizarse fuego, se usaba agua sacrificial. 

Un Yajña védico (Srauta),  se debe hacer por un sacerdote Advaryu, con un número adicional de sacerdotes que lo asisten, como el sacerdote Hotar y el sacerdote Udgatar, con responsabilidades y categoría superior, seguidos de 12 sacerdotes más, recitadores de versos védicos. Normalmente se encenderán uno o tres fuegos ( unidad o triada ), en el centro del templo, donde también se pondrán las ofrendas, que incluyen grandes cantidades de ghee, leche de vaca, cereales, dulces o soma. 

La duración del fuego depende del tipo de sacrificio y ofrenda. Algunos fuegos duran apenas unos minutos, otros horas o días. Algunos nunca se apagaron desde hace siglos, y los sacerdotes los fueron cuidando de generación en generación. 

Hay Yajñas que se celebran solamente en privado y otros se hacen con numerosos asistentes. En los fuegos posteriores a la época védica, se añadieron otras ofrendas como flores, fruta, ropas, monedas en curso para el templo. El nombre de estas ofrendas es Yaga, Homa o Havana. Una boda típica hindú es un ritual Yajña, de potente efecto beneficioso para la pareja, ya que el fuego es el testigo de todo matrimonio. Los esposados crean 7 círculos alrededor del fuego, haciendo promesas que perfeccionarán la unión y la prosperidad del matrimonio sagrado. 

Los Brahmines reciben un Yajña particular llamado Yajnopavita o cordón sagrado, cuando realizaron su rito de paso. Este cordón los habilita como sacerdotes y maestros transmisores de las escrituras sagradas y  les indica cuáles son las reglas éticas que deberán seguir durante toda su vida. Este rito de paso se llama upanayama. El Bhramin se dedicará al estudio y transmisión de los vedas y será el encargado de conducir los fuegos sagrados. El culto o adoración del Templo se llama Agamic, donde se establece la comunicación con la Divinidad a través del Fuego Védico. Las escrituras en las que se describen estos rituales se llaman Karma-Kanda. Los Sacerdotes Bhramines Nambudini de Kerala (Sur de la India), son de los más antiguos de la historia y mejor considerados como hombres de gran poder.

Hoy en día sloamente hay unos 100 sacerdotes autorizados para mantener cotidianamente los fuegos ancestrales, mediante los ritos Srauta. Unos pocos miles están autorizados para conducir los fuegos diarios Aupasana. En los Vedas se describen 400 Yajñas, 21 de los cuales son obligatorios para los sacerdotes llamados "dos veces nacidos" (Bhramines, Vaydias, Kshatriyas e Vaisyas).
Otros rituales son opcionaless, según las circunstancias. Hay rituales que se celebran dos veces al día (Agnihotra) y otros que por su complejidad, solamente se hacen una sola vez en la vida. Según el Hinduísmo, hay 5 grandes divisiones rituales y otras muchas más de tipo menor. Las principales son estas:

Devayajña- Ofrecimientos a los Ahuits o Devas.

Pitryajña- Ofrecimientos a los antecesores o Pitrs.

Bhutayajña- Ofrecimiento de comida consagrada a los asistentes y necesitados.

Ofrecimiento a los invitados al hogar.

Bhramayajña- Fuegos de recitación de Vedas.

El poder que genera el Fuego Ritual es inmenso. Los resultados son espectaculares en la salud, la mente, la atmósfera....Los colectores del fuego son objetos de metal muy determinados, con formas y medidas geométricas sagradas. Los horarios de práctica son muy precisos y están totalmente armonizados con los ciclos astronómicos de la Naturaleza. Esto genera potentes vibraciones que se expanden centenares de metros en todas direcciones, cambiando la Naturaleza de la atmósfera que respiramos y la ionización del ambiente. Las cenizas producidas en los rituales, se utilizan para la curación, tras pasar por el proceso alquímico de la transformación por el fuego. Solamente estar presenciando un Yajña ritual, ya acerca grandes beneficios al asistente. El Bhramin cualificado puede transmitir el poder a otras personas, como una autorización a la práctica eficaz de ciertos Yajñas, aunque no sean Bhramines, pero que tengan la mente y el corazón puros. 

La época en la que estamos fue predecida por los antigos Rishis (sabios). La violencia, la confusión de la mente, la contaminación, el  estancamiento del ser humano era algo que ya se sabía que sucedería. Curiosamente también se predijo que las antiguas medicinas de la India (Ayurveda, Shidda, Yajñas, etc), volverían a aflorar y aparecer para que los hindúes y ahora también los occidentales las utilizasen para curar al mundo y expandir la conciencia de bondad y salud. 

Concretamente nos llegó el ritual del AGNIHOTRA. Podemos realizar esta práctica con facilidad e por suerte se expandió por el mundo, pudiendo visualizarse muchos vídeos de grupos que practican y utilizan las cenizas resultantes para curarse, curar a sus animales, producir cosechas abundantes, limpiar la atmósfera de su casa, aumentar la energía personal y la salud. Los cambios se producen con rapidez y los resultados son importantes. 

Podéis consultar buscando los rituales como: AGNIHOTRA, RITUAL HOMA, TERAPIA HOMA. El material se puede conseguir si estáis interesados.