CONSTITUCIÓN DOSHICA

Basta un simple mirada a nuestro alrededor para darnos cuenta de que todos somos diferentes, por eso resulta sumamente importante conocernos a nosotros mismos para saber cuales son nuestros puntos fuertes, y nuestras debilidades, para no dejarnos arrastrar por las estadísticas .

El Ayurveda, con más de 5000 años de actualidad, es un sistema holístico que nos permite comprender y dar respuesta a nuestros problemas de salud.

 

¿Que significa holístico?

Todos los seres estamos conformados por distintos elementos, desde los más burdos, o físicos, a los más sutiles, o etéreos. Cada uno de estos componentes (físicos o etéreos) son lo mismo: energía en diferentes estados. Lo más burdo lo conocemos como cuerpo físico. Lo más sutil como alma o espíritu. Ambos conectan entre si a través de la mente, que también es energía.

Entenderemos mejor este concepto si pensamos en el agua que adopta diferentes estados, sin dejar de ser agua: sólido (hielo), líquido (agua) y gaseoso (vapor).

 

Resumiendo, y simplificando, un ser holístico es aquel conformado por cuerpo, mente y espíritu.

Hasta hace bien poco la ciencia negaba la existencia de estos “diferentes estados”, y únicamente actuaba sobre el cuerpo físico, negando todo lo demás. El espíritu, la parte más sutil e invisible, quedaba a merced de la manipulación por parte de las religiones.

Actualmente se ha demostrado científicamente la existencia de formas sutiles de energía que no se crean ni se destruyen, sólo se transforman, lo que explica y da base científica a numerosas realidades que hasta el presente se negaban.

Según el Ayurveda todo lo que existe en la naturaleza está formado por cinco elementos: tierra, agua, fuego, aire y éter.

Entendamos estos elementos como conceptos. Veamos las cualidades que aporta cada uno:

 

La tierra representa la solidez y aporta lo burdo, pesado, denso, duro, frío, seco, estático, sólido, nublado y áspero.

El agua representa lo líquido y  aporta lo húmedo, pesado, fluido, frío, suave, nublado, burdo, liso, obtuso y estático.

El fuego representa el calor y aporta lo caliente, seco, ligero, fluido, estático, sutil, móvil, agudo, áspero y claro.

El aire representa el movimiento y aporta frío, seco, fluido, móvil, ligero, agudo, áspero, duro y claro.

El éter representa la conexión y aporta seco, ligero, sutil, frío, fluido, estático, claro y agudo.

 

La mezcla de estos cinco elementos, en distintas proporciones, conforma la totalidad de todo lo que existe en el universo. Lo que hace que existan infinitas sustancias diferentes es la proporción variable con que se mezclan los cinco elementos.

La mezcla rica en tierra y el agua la conocemos con el nombre de kapha.

Si dominan el fuego y el agua la conoceremos con el nombre de pitta y, si dominan el aire y el éter le llamaremos vata.

Todas las personas estamos formadas por los doshas pero con ligeras variaciones de proporciones. Por eso todos somos diferentes, tanto física como mentalmente.

La constitución de cada persona viene determinada por el porcentajes de los tres doshas: vata, pitta y kapha , siendo determinante de las características tanto físicas, como mentales.

Al nacer lo hacemos con una composición única, determinada por la proporción entres los tres doshas (vata, pitta y kapha) y que el Ayurveda conoce con el nombre sánscrito de Prakruti, nuestra constitución primaria. Esta constitución es la que nos permite vivir más años con calidad de vida.

Lamentablemente la mala alimentación, el estrés, las malas prácticas, la contaminación,... y un larguísimo etc hacen que nuestra constitución vaya modificándose, desequilibrándose hacia una nueva que denominamos Vikruti.

En una persona sana el Prakruti y el Vikruti deben ser iguales, cosa que normalmente no ocurre y esta diferencia, o desequilibrio, es lo que conduce a la enfermedad.

Para disfrutar de un buena salud deberemos comenzar por conocernos a nosotros mismos, es decir saber cual es nuestro Prakruti y cual nuestro estado actual de desquilibrio, o Vikruti.

La constitución se expresa por el porcentaje de los tres doshas poniendo en primer lugar el mayor, el determinante y en tercero el de menor proporción.

Veámoslo con unos ejemplos.

Si una persona tiene 23% de vata, 25% de pitta y 52% de kapha, decimos que su Prakruti es kapha-pitta. Sus características más destacables son las de kapha y las de pitta en segundo lugar, aunque bastante reducidas

Una persona que tuviera 20%vata, 35% de pitta y 45% de kapha, al igual que en el caso anterior sería kapha- pitta, aunque sus características kapha serían menores y mayor la influencia de las determinadas por pitta.

 

Para conocer nuestro Prakruti con exactitud lo más recomendable es acudir a un profesional del Ayurveda pero podemos obtener una idea aproximada de nuestra constitución en la siguiente tabla. Para ello debemos contar las repuestas que mejor coincidan con nuestra realidad, en cada columna y luego transformarlas en porcentajes. En caso de duda podemos marcar dos columnas. Al final veremos cómo.

En esta tabla os dará una idea sobre vuestro Prakruti pero, para un estudio más detallado sobre aspectos fisiológicos, psicológicos o mentales os recomendamos que acudáis a un profesional.

 

 CARACTERÍSTICAS

Vata

Pitta

Kapha

  ¿Como es tu estructura física?

 Eres más bien pequeño

 Te considera de tipo medio

 O eres grande

  Fíjate en tu peso

Pesas poco y te cuesta engordar 

 Eres de tipo medio

 O ganas kilos con facilidad y luego te cuesta perderlos

  Resistencia a la fatiga

 Te cansas enseguida

 O tienes buen aguante

 O aguantas mucho

  ¿Cómo andas de fuerza?

 No puedes levantar mucho peso

 Eres bastante fuerte

 O eres muy fuerte

  ¿Cómo caminas?

 Eres de paso ligero e irregular

 Tienes una buena velocidad

O prefieres caminar lento y regular 
 

  ¿Cómo es tu voz?

 Eres muy hablador y lo hacer alto y rápido

 O hablas normal y sin levantar mucho la voz

 O prefieres hablar bajito y con calma

 

  Observa tu tipo de piel

 Tu piel es oscura

 O es rosada

O más bien pálida

 

  Algo más sobre la piel

 Tu piel seca y áspera

 O la consideras normal

 O es grasa, brillante

 

  ¿Qué tipo de pelo tienes?

 Tu pelo es seco o normal

 Tienes pelo fino

 O mucho pelo y graso

 

  Mira la cantidad de pelo

 Tienes una cantidad normal

 O más bien poco y con tendencia a la calvicie

 O tienes mucho pelo

 

  Color de tus dientes

 Son amarronados

  Son amarillentos

 Son muy blancos

 

  ¿Como están puestos?

 Son irregulares y como mal puestos

 Los consideras normales

Muy regulares y bien puestos 

 

  ¿Como andas de hambre?

Comes de forma irregular y prefieres comer poco varias veces

O tienes buen apetito, y  no perdonas saltarte alguna comida

 Apetito regular y no te preocupa saltarte una comida

 

  ¿Comidas calientes o frías?

 Las prefieres calientes

 Las prefieres frías

 Más bien templadas

   Fíjate en cómo comes

 Lo haces rápidamente

 Con velocidad media

O siempre terminas el último 

   ¿Le das muchas vueltas a           la cabeza?

Das muchas vueltas la las cosas, tienes muchas ideas e imaginación 

 Te gusta ser perfeccionista, agresivo, eficiente

 Eres tranquilo, estable, constante

 

  Veamos tu memoria

 Aprendes rápido pero olvidas fácilmente

 Es buena

 Te cuesta aprender pero luego no olvidas

 

  ¿Cómo descansas?

 Tienes un sueño ligero y se interrumpe con facilidad

 O duermes profundamente un tiempo medio

 O duermes mucho y te quedas con ganas de más

 

  ¿Y tu carácter?

Eres alegre, entusiasta, hablador 

 Te sueles irritar y aceptas los retos

 O eres tranquilo, dulce, inalterable

 

  ¿Cómo andas de humor?

 

Cambias con facilidad, rápidamente

 Cambias lentamente

 Eres estable


SUMA CADA COLUMNA

     

 

Ahora hagamos los números. Empezaremos por sumar con cuantas respuestas nos identificamos en cada columna.

Por ejemplo hay 5 en la columna de vata, 11 en la de pitta y 6 en la de kapha. En total 22 respuestas.

 

Y para cada columna aplicaremos la siguiente fórmula:

Para vata: el número de respuestas en la columna de vata lo multiplicamos por 100 y el resultado lo dividimos por el número total de respuestas (22 en el ejemplo)

Para pitta: el número de respuestas en la columna de pitta multiplicado por 100, y el resultado lo dividimos por el número total de respuestas.

Para kapha: el número de respuestas en la columna kapha multiplicado por 100 y dividiendo el resultado por el número total de respuestas.

 

Los resultados son en %.

En el ejemplo sería vata: 22,7%,  pitta 50% y kapha 27,27% y redondeando tendríamos Vata 23, pitta 50 y kapha 27.

La constitución doshica sería Pitta-kapha y si miráis las listas podréis conocer que cualidades serán dominantes y cómo os afectarán las contrarias.