APADRINA  UNA SEMILLA

¿Quién puede participar?
Cualquiera, sea profesional o aficionado, que tenga una pequeña huerta, cultive ecológicamente, y quiera colaborar en nuestro proyecto y ayudar a otros pueblos desfavorecidos, a al par que colaborar en el mantenimiento de la biodiversidad.

¿Qué semillas voy a cultivar?
No tener semillas no es un problema. Puedes recuperar alguna variedad local o, si lo prefieres,  te mandamos alguna de las que disponemos.

Nada complicado. Una vez seleccionada la semilla, o las semillas, que quieras apadrinar, bien sea de una variedad local del lugar donde vives (que normalmente conservan los agricultores de cierta edad) o de una que te facilitemos, deberás plantarla en la época adecuada y cuidarla hasta la obtención de las semillas. Una vez recogidas las semillas, bien maduras y secas, deberá enviarlas a la FUNDACIÓN GALICIA VERDE. Ahí finaliza  la primera parte de tu compromiso.

¿Qué hace la Fundación con las semillas?
Una vez recibidas las semillas los técnicos de la Fundación las clasificarán en cuatro lotes:

  • El primero constará de una pequeña cantidad que se conservará en frío, como seguro para evitar la pérdida de esa variedad.
  • El segundo consta de las semillas que se plantarán en la siguiente temporada. Las mejores serán enviadas al padrino de esta variedad, para que pueda seguir trabajando con ellas.
  • El tercer lote, de ser necesario, será utilizado por la Fundación en sus propias plantaciones.
  • El cuarto lote, el mayor, será enviado en colaboración con alguna entidad privada, o una ONG de confianza, para su distribución en países donde los agricultores tengan dificultades para acceder a las semillas ecológicas

¿Tengo alguna ventaja al colaborar apadrinando una semilla?
Son varias y muy importantes:

La  primera y más importante es contribuir al mantenimiento de la diversidad biológica amenazada por las grandes multinacionales

La segunda es ayudar a las comunidades campesinas más necesitadas que están sufriendo no sólo el cambio climático, si no también el robo de sus semillas tradicionales.

Tener derecho, gratuitamente, a tres sobres de semillas de nuestro banco de semillas ecológicas.

Gozar de descuentos en la tienda web NAMASKAR de la Fundación, así como en los cursos que se imparten.

¿Cómo me hago padrino de una semilla?
Escribiendo a la Fundación, al correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. exponiendo tu deseo para que, al contestarte el correo, te enviemos el formulario y concretemos la variedad que vas reproducir.

También puedes hacerlo a través del siguiente formulario pulsando AQUI

 

 

 

LAS SEMILLAS, PATRIMONIO DE LOS PUEBLOS, AL SERVICIO DE LA HUMANIDAD

Desde los orígenes de la agricultura fueron las familias campesinas las que tienen recolectado, conservado, mejorado e intercambiado libremente sus semillas y así las fueron preservando para las generaciones futuras.

Las semillas son una creación colectiva de las comunidades campesinas en su relación con la madre tierra. Sin las semillas no es posible la vida y la soberanía de los pueblos.

Tradicionalmente las mujeres fueron las grandes guardianas de este tesoro y, ahora, el poder irracional de las empresas transnacionales y la complicidad de los estados nacionales pretenden robarnos estos derechos de legítimos guardianes de las semillas del pasado y del futuro.

La lucha por el derecho a la tierra y los territorios, el acceso al agua, los bosques, los suelos y la defensa de la vida son inseparables de la soberanía alimentaria, entendida como el derecho de los pueblos a decidir de forma autónoma, sin ningún tipo de presión, ni de imposición, la agricultura que quieren tener y los alimentos que quieren consumir.

SIN SEMILLAS NO HAY AGRICULTURA 
SIN AGRICULTURA NO HAY ALIMENTOS
SIN ALIMENTOS NO HAY PUEBLOS