PULGONES, ...

Este artículo sobre los pulgones es perfectamente válido para otra serie de pequeños insectos, como cochinillas, mosca blanca, ….

Los pulgones son unos pequeños insectos, de unos 3 mm., que pueden tener diversos colores como el verde, negro, marrón o amarillo. Estos diminutos animales presentan tres características a tener en cuentas:

  • son animales muy sociales que, rápidamente crean colonias,
  • las hembras se pueden reproducir por partenogénesis, es decir sin necesidad de macho y,
  • por si fuera poco, tiene en las hormigas unas grandes aliadas ya que, el pulgón segrega una melaza (muy dulce) de la que se alimentan las hormigas. A cambio ellas las protegen de sus depredadores.

Conociendo estas tres circunstancias insistiremos, una vez más, en la medidas preventivas. La obsevación es la primera de ellas.

Con cierta regularidad observaremos nuestras plantaciones buscando posibles ataques de este parásito que se manifiesta porque las hojas van amarilleando y se arrugan. Si además vemos que hay muchas hormigas y existen hojas brillantes y pegajosas, seguro que existe un ataque del parásito. Esto se debe a que los pulgones se alimentan de la savia que succionan en las zonas más tiernas, como los botones florales, las hojas o los tallos, lo que va debilitando la planta al carecer de alimento suficiente y volviéndola más sensible al ataque de otras plagas.

Una actuación rápida impedirá un gran desarrollo de la colonia.

 

¿Cómo combatirlo?

En primer lugar proporcionando a la planta unas buenas condiciones de abonado , de agua y de luz para que crezca fuerte y pueda resistir cualquier ataque.

Cuando aparecen los primero pulgones, cosa que suele ocurrir en primavera-verano, ya que les gusta la época seca, muchas veces podemos eliminarlos simplemente con agua a una cierta presión, que los arrastra fuera de la planta.

De los métodos utilizados para combatirla nuestros preferidos son:

  • El agua jabonosa. Es muy eficaz.Se prepara diluyendo 300 grs de jabón de potasa, los tacos de jabón de toda la vida, en un litro de agua caliente. Esta solución se guarda para utilizarla diluyendo una parte de ella en nueve de agua. El jabón disuelve la capa de grasa que recubre el cuerpo del pulgón y este muere de frío.
  • Otras buena solución es proteger criar mariquitas, que nos ayudará a regular la presencia de pulgones. Para atraerlas podemos instalar en nuestro huerto algunas cajas para este tipo de insecto que podréis adquirir en el comercio del sector, o por internet.
  • Alguna planta aromáticas repelen a los pulgones, a la par que nos proporciona deliciosos aromas y un recurso para nuestra cocina. Entre las más efectivas podemos citar la menta, el romero, el ajo, el cilantro, la salvia, la albahaca o melisa.
    • Para usar el ajo herviremos durante media hora cinco dientes en un litro de agua. Una vez fría y colada al pulverizaremos sobre las plantas atacadas. De la misma manera podremos utilizar la cebolla.
  • Otras plantas que nos ayudarán a combatir el pulgón serán:
    • La ortiga, que es un gran insecticida. Para usarla la dejaremos macerar unos 15 días en agua. La cantidad óptima se logra colocando ortigas en un recipiente y añadir agua hasta que las cubra. El proceso estará listo cuando el agua se torne oscura y huela a fermentación. Se cuela y está lista para utilizar, pero ¡ojo!. Hay que diluirla en cinco partes de agua.
  • El aceite de neem es uno de los mejores insecticidas naturales y sirve para combatir numerosas plagas.