OCTUBRE   



Ya estamos en otoño. Con él termina el ciclo vegetativo de muchas plantas, pero nuestra labor continúa. Debemos proteger la tierra con una buena cobertura para que mantenga su estructura durante el próximo invierno. Podremos utilizar las abundantes hojas caídas con la llegada del otoño, pero también las podremos sustituir por paja, cartón, etc. 

Por lo general es un mes de mal tiempo, con lluvias, viento y nieblas.

TRABAJOS GENERALES:





LUNA  CRECIENTE
  En el campo
  • Sembrar trigo, avena, cebada, centeno y lino.
  • Preparar los acodos.
  • Sembrar todo tipo de setos.
  En la huerta
  • Sembrar espinacas, cebollas y manzanos.
  • Plantar espárragos, alcachofas y plantas aromáticas.
  • Cambiar de maceta los cítricos.
  • Plantar groselleros.
  En el jardín
  • En la tierra sembrar: claveles, violetas, tulipanes y jazmines.



LUNA MENGUANTE
  Árboles
  • Plantar los árboles de raíz desnuda para que puedan crear su sistema radicular.
  • Podar y eliminar los tallos secos de los arbustos de flor.
  Rosales
  • Podarlos para frenar su actividad.
  En el campo
  • Recoger las castañas.
  • Después de la vendimia recortar las ramas viejas.
  En la huerta
  • Cortar las ramas secas de los espárragos.
  • Sembrar las hortalizas indicadas más abajo.
  • Recoger las calabazas.
  En general
  • Limpiar las colmenas.
  • Limpiar y desinfectar los invernaderos.
  • Recoger las hojas.


Hay plantas capaces de resistir los rigores de la invernía, aunque su velocidad de crecimiento se vea reducida; por eso las debemos ir plantando con vistas a las primeras cosechas de la primavera. 


SEMBRAR DIRECTAMENTE AL AIRE LIBRE:
Ajo, Brócoli, Col de Milán, Endivia roja, Espinaca, Fresa (estolones), Guisante, Habas, Lentejas, Lechuga, Rábanos, Puerro, Repollo, Tirabeque   


SEMBRAR EN SEMILLERO EXTERIOR:
Lechuga.