JULIO   




Julio es una de las mejores épocas en nuestra huerta, ya que es el momento de máxima recolección del fruto de nuestro trabajo; con todo, es necesario seguir prestando atención al calor, que puede llegar a ser agobiante. 

TRABAJOS GENERALES:





LUNA  CRECIENTE
  En el campo
  • Segar.
  • Eliminar ramas en castaños, viñas y árboles nuevos.
  En la huerta
  • Sembrar las hortalizas ind¡cadas más abajo.
  • Injertar cítricos.
  • Cortar las flores de las cebollas.
  • Recoger frutas.
  En el jardín
  • Cortar las puntas de los setos.
  • Plantar los ranúnculos, jacintos, rosas, amarantos, caléndulas, crisantemos...



LUNA MENGUANTE
  En el campo
  • Labrar la tierra donde estuvieron las leguminosas.
  En la huerta
  • Recoger semillas.
  • Escardar las fresas.
  • Trasplantar puerros, calabacines, melones, tomates y berenjenas.
  • Eliminar la grama.
  En general
  • Recolectar semillas.
  • Escardar las plantaciones.
  • Colocar tutores.


Cuando trasplantemos nuestros semilleros, conviene que lo hagamos al atardecer, para evitarles a las plantas un estrés excesivo. Será aún mejor si  las protegemos clavándoles ramas alrededor, para acercarles una poca sombra durante los primeros días. 

Para aprovechar el agua al máximo y minimizar riesgos, vamos a mantener una gran densidad de plantas, sustituyendo las que consumamos por otras nuevas que mantengan el suelo tapado. Además, podemos utilizar una cobertura de hojas que van a aportar nuevos nutrientes, van a ayudar a conservar el agua manteniendo la tierra más fresca y van a dificultar el crecimiento de las hierbas no deseadas. 


SEMBRAR DIRECTAMENTE AL AIRE LIBRE:
Acelga, Albahaca, Apio, Berros, Calabacín, Calabaza, Endivia, Escarola, Espinaca, Hinojo, Judías, Lechuga, Maíz, Nabo, Pepino, Perejil, Puerro, Rábano, Remolacha roja, Zanahoria. 

SEMBRAR EN SEMILLEROS AL AIRE LIBRE, SIN PROTECCIÓN:
Brócoli, Cebolla, Endivia amarilla, Espinaca. 

Tenemos que ir trasplantando las plantas de los semilleros, manteniendo la tierra siempre productiva. 

No dejéis de prestar atención a las posibles enfermedades de vuestras plantas y a sus depredadores.