ENLUCIDO DE LOS ÁRBOLES

El enlucido consiste en pintar el tronco y las ramas más gruesas del árbol, aquellas que presentan más grietas-refugio para sus depredadores. Suele hacerse cuando estos van a entrar en reposo invernal, es decir al tirar la hoja, aunque también suele hacerse la finales del invierno.

Los objetivos que se persiguen con el enlucido son:

  • Sanear la planta ya que en su corteza y en sus grietas son numerosos los insectos que suelen buscar protección.
  • Inhibir la proliferación de musgos y líquenes
  • Proporcionar una protección extra contra las heladas.
  • Alimentar al árbol
FÓRMULA DO LUST
     
Arcilla   5 Kg.
Bosta de vaca   3 Kg
Polvo de roca   0,5 Kg
Decocción de cola de cabalo   0,5 litros
Ceniza de madera   0,5 Kg

 

 La pasta así preparada puede emplearse para tapar heridas después de la poda, o de una rama desgajada por el viento. Se puede diluir para aplicarla pulverizada (penetra mejor en las hendiduras), o con brocha. Suelen tratarse los troncos y los arranques de las ramas más gruesas.