VALERIANA
(Valeriana officinalis L.)

 

La valeriana se utiliza para cualquier tipo de trastorno nervioso o depresivo como palpitacións, arritmias cardíacas, espasmos nerviosos, vómitos, insomnio, inchazo intestinal, ansiedad, esgotamento mental y estrés entre otras. 

Familia: valerianáceas.


INTRODUCCIÓN

  • Es una planta herbácea vivaz originaria de Europa aunque también se encuentra en América y Asia. Crece tanto en suelos húmedos cómo secos, especialmente en los prados y las márgenes de los ríos. Desde muy antiguo se conoce su acción sedante sobre el sistema nervioso, facilitando el sueño. También se usa como diurético y para propiciar la aparición de la menstruación.


RECOLECCIÓN

  • Se utilizan las raíces que se desentierran a finales de verano, a partir del segundo año. Luego se lavan bien, cepíllanse y se cuelgan a la secar en un ambiente cálido (unos 35ºC). Al secar aparecerá su característico olor.
    Se utiliza tanto el rizoma como la raíz desecada.


PROPIEDADES

  • Es sedante del sistema nervioso central y vegetativo por lo que resulta un ligero hipnótico.


UTILIZACIÓN

  • Para uso externo se recomiendan compresas para usar en casos de dolores. Se preparan haciendo una decocción de 50 gramos de cuajo seca hervida en un litro de agua durante 10 minutos; después se empapa un paño de algodón y se aplica sobre la zona dolorida hasta que se enfríe.


TOXICIDAD

      No se conocen efectos tóxicos por lo que puede administrarse a niños mayores de 12 corderos y personas de la tercera edad.