ENELDO
(Anethum graveolens)

 

Una magnífica planta para nuestra huerta ya que atrae a numerosos insectos beneficiosos, como las avispas y moscas depredadoras, por lo que podremos colocarla entre otras hortalizas para protegerlas de las plagas. 
Desde el punto de vista culinario resulta muy interesante para combinar con las patatas, las judías y otros vegetales, así cómo para muchos platos de marisco.

 

PLANTACIÓN

  • Sembrar superficialmente, cubriendo ligeramente, cuando la temperatura de la tierra consiga los 16ºC, y germinará en unas tres semanas. Sembrar un mes antes de la llegada de la primavera hasta mediados del verano, en regiones frías, pero en las cálidas podéis hacerlo desde finales del verano hasta finales del otoño.pH excelente entre 5,5 y 6,5 
  • Necesita pleno sol y riego abundante, así como una aportación alta de nutrientes. 
  • Comparte espacio con las coles pero no le gustan nada las zanahorias.

Una vez sembrado el eneldo no precisa cuidados especiales. Cuando tenga unos 8 cm de altura añadirle cobertura para conservar la humedad y poner barreras las hierbas competidoras.
Recoger las flores cuando la planta consiga un bueno tamaño. Las inflorescencias cuando abran la mayoría de las flores, y para recoger las semillas, cortar las umbrelas cuando tengan un color marrón o amarilla, colocarlas boca abajo en una bolsas de papel y esperar la que caigan las semillas.

 

CAPACIDAD GERMINATIVA

Las semillas ecológicas duran hasta seis años.