AJO
(Allium sativum)

 

El ajo se cultiva principalmente para uso culinario además del aprovechamiento de sus propiedades para elaborar remedios naturales. La raíz (dividida en dientes) es la parte empleada para estos fines. Es una planta anual de la familia de las Liliaceae (como el tulipán, la azucena o los lirios) Existen tres variedades de ajo en el mercado, diferenciadas por el color de la capa que envuelve al conjunto de dientes.

  • Ajo blanco o común.- ES el más consumido a nivel de los hogares españoles; y el más precoz. De color exterior blanquecino e intenso sabor y aroma persistente, los dientes se distribuyen de forma aislada. El tamaño es mayor que el resto de los tipos. Se pode conservar sin necesidad de nevera durante un gran período de tiempo (normalmente hasta diciembre).
  • Ajos morados o rosados.- Su color exterior va desde lo morado (sabor más fuerte) incluso el rosado ( sabor delicado). Tiene menor tamaño que el blanco pero su periodo de conservación es mayor.
  • Ajo tierno o ajete.- Es la planta de ajo recogida en la fase de juventud (la finales de invierno o comienzos de la primavera).

También existe una clasificación por la fecha de plantación:

  • De otoño.- Variedades Blanco de la Drôme, B. de Lamagne, Violeta de Cadours, se plantan en noviembre y dan cabezas gruesas, formadas por dientes voluminosos y poco numerosos. Se conservan peor que la de primavera.
  • De primavera.- Variedades Rosa de Lautrec, Rosa de Italia, Perla de Auvergne, Fructidor, que se pueden plantar de noviembre a marzo y que dan unos dientes más pequeños que los de otoño. En contraprestación, se conserva mucho mejor que el anterior. Nombre científico: Allium sativum Nombre en español: ajete, ajo, ajo andaluz, ajo blanco, ajo castañuelo, ajo castellano, ajo común, ajo común y hortense que se come, ajo cultivado, ajo diego, ajo doméstico, ajo morado, ajo sanjuanero, ajo silvestre, ajos, ajos porros, rocambola. Nombres en otros idiomas: Garlic (inglés), Knoblauch (alemán), Ail (francés), Aglio (italiano), All (catalán), Allo (gallego), Alho (portugués), Baratxuri (vasco).

     

    UN POCO DE HISTORIA 

     

    El término allium se debe a la Virxilio y podría derivar de una palabra céltica, all, que significa " caliente o picante". El término sativum es una contración de seminativum, e indica que "se puede sembrar".

    El ajo crudo tiene propiedades antisépticas, fungicidas, bactericidas y depurativas, debido la que contiene un compuesto llamado alicina, que actúa contra numerosos virus y bacterias, además de su poder antioxidante.

    El origen del allo, según los historiadores parece remontarse en la Asia Central, donde una de las variedades propias y exclusivas de la región, Allium longicuspic, se propagó hacia el Mar Mediterráneo a través del comercio. Fueron los comerciantes europeos, especialmente los españoles, los que realizaron a labor de difusión y distribución convertindo el allo en un ingredente principal para la elaboración de comidas. 

    Los primeros vestigios que se conservan de la utilización del ajo para el consumo o como medicina natural se remontan al tercero milenio la.C., en la India y el Antiguo Egipto.

    Los habitantes de países del Mediterráneo como Grecia, tomaban ajos desde tiempos muy remotos, con curiosidades de que existían numerosos templos que vetaban la entrada de aquellos que ingirieran este alimento debido a su mal aliento (algunos de estos templos eran los consagrados a la diosa Cibeles).


    Durante los siglos de dominio romano en la zona (desde el siglo III la.C. incluso el siglo IV d.C.) el ajo comenzó a formar parte de la dieta cotidiana como condimento en sus cocinas, siendo además una de las primeras culturas agrónomas que lo cultivó para su producción. También era empleado cómo alimento energético, antiséptico y vigorizante para las tropas de asalto. Esta civilización lo conocía cómo alium, palabra de origen celta de la que deriva el nombre de la salsa alioli.

    Las propiedades curativas de los allos hicieron que durante el imperio bizantino, ya en la Edad Media, se siguiera utilizando en la farmacopea para tratar úlceras, dolor de oídos y neutralizar algunos venenos.

    Durante el siglo VII la benedictina Escuela de Salerno incluir entre las medicinas más respetadas, iniciando así una de las épocas doradas en la utilización de esta hortaliza. Su papel preponderante como alimento de prevención para ciertas enfermedades como la peste llegaría incluso el Renacimiento (siglos XV-XVI).
    De la mano de los españoles, la finales del siglo XV, el ajo entraría en el continente americano como producto de condimentación, aunque su cultivo no se encuentra extendido.
    En España, al igual que previamente había pasado en Grecia, el ajo comenzó a consumirse con una doble medida de popularidad: un bueno condimento para ensalzar sabores en las comidas y un mal acompañante en el aliento de los caballeros, incluso estando vedado para estos últimos durante parte del siglo XIV. Tres siglos más tarde Miguel de Cervantes reflejaría esta circunstancia en el Quijote aconsejando al escudero Sancho 'No comas ajos ni cebollas porque no saquen ponerlo olor tu villanía'.

    Durante los siglos XIX y XX el ajo volvió a contar cómo alimento de primera orden en Italia, España y Francia (actualmente España es la primera productora Europea y cuarta mundial). Justo en el país Galo el poeta y premio Nóbel Fréderic Mistral defendería este alimento con versos como 'El ailloli concentra en su esencia todo el calor, la fuerza y la alegría del sol de Provenza, pero tiene además otra virtud, ahuyenta las moscas. Quien no gusten de él, aquellos a quien nuestro aceite les irrita la garganta, que no venga a mosconear a nuestro alrededor, así quedaremos en familia'.

     

     

    CARACTERÍSTICAS

    Planta herbácea y anual con talos erectos y ramificados, que pode alcanzar el medio metro de altura (más aromática cuánto menor tamaño). De ponerte arbustivo frondoso y lixeiramente peludo, sus hojas tienen un tamaño entre 2-5 cm y colores diversos que van desde lo verde claro, verde oscuro o morado segundo la variedad. Las hojas son suaves al tacto, pecioladas, oblongas, aovadas, lanceoladas y lixeiramente dentadas y se disponen de manera contraria. Tiene un olor cálido y floral como a jazmín pero potente y penetrante que se desprende por simple friccionamento, pues la epiderme de la alfábega contiene pelos secretarios.

    Las flores aparecen la mitad del verano y son pequeñas y de color blanco o lixeiramente púrpura, reunidas en espigas alongadas y axilares en la parte superior del talo o nos extremos de la rama. El fruto está formado por cuatro aquenios pequeños y lisos.

    Las semillas son esféricas, nervadas y de 3 a 4 mm de diámetro.

     

    DATOS DE CULTIVO 

     

     

    Un cultivo que asegura una abundante cosecha es aquel que tenga una amplia y regular precipitación durante el período de crecimiento y poca lluvia durante el período de cosecha, bastante luz solar y que se adapte la una amplia variedad de suelos. Este es el caso de la alfábega.

    Situación: pleno sol o semisombra.
    Prefiere los climas cálidos o tibios. Es una planta muy sensible a las heladas.

    Riego: abundante, sin llegar al encharcamiento.

    Marco de plantación: Puede ser plantada manual o mecanizada la una profundidad de 10 a 15 cm y con un marco de plantación de 50 x 90 cm. Plantar siempre en zigzag (también denominado "al tres bolillo").

    pH ideal: Entre 5,5 y 6,5.

    Ciclo: El período entre siembre y recolección de 110 a 130 días.

    PLANTACIÓN

    La plantación se realizara cuando el diente ya brotó y el nuevo talo consigue un 50% de la longitud del diente. Es importante seleccionar los dientes destinados a plantar, debiendo escoger los mas sanos y representativos de la variedad para conservar sus cualidades. 
    Para la siembra depositara el diente en el suelo, a una profundidad entre los 3 y 6 cm (una o dos veces el tamaño del diente), con la punta hacia arriba. El ajo cultivado en climas fríos adquiere un sabor mas picante. 
    Se Recolecta en agosto dependiendo del uso posterior. Sí es para volver a sembrar deben recogerse cuando las hojas comienzan la marchitarse. Sí es para consumo no hay que esperar a que las hojas se sequen completamente. 
    Los bulbos se conservarán primero en un lugar tibio, soleado y con buena ventilación (dos o tres semanas), para que se sequen o curen.

    Situación: pleno sol o semisombra. 
    Riego: permanente hasta antes de la cogida. 
    Marco de plantación: 10 x 10 cm. 
    Ciclo: unos ocho meses. 
    Plantación: en invierno o comienzo de la primavera

     

    RECOLECCIÓN 

     

     

     

    SUELO 

    Suelos con buen drenaje, preferentemente francos o algo arcillosos, ricos en materia orgánica y con humedad.No es particularmente exigente en cuanto a terreno, lo importante es que sea un terreno fértil, de pH neutro y con buen drenaje porque no quiere los encharcamientos.

     

    FERTILIZACIÓN 

     

     

    POLINIZACIÓN 

     

     

     

    PROBLEMAS

     

     

     

    APORTACIONES NUTRICIONALES


     

    EMPLEO FARMACOLÓXICO

    Hipolipemiante: Disminuye el nivel de colesterol LDL en la sangre (colesterol malo), contribuyendo a la prevención de enfermedades coronarias y accidentes vasculares cerebrales. 

    Vasodilatador periférico: Aumenta lo calibre de los vasos y producese una reducción de agentes vasopresores.

    Antihipertensivo: Como consecuencia del efecto vasodilatador. En dosis elevadas, el ajo provoca un descenso de la tensión arterial, tanto de la máxima cómo de la mínima. 

    Antiagregante plaquetario: Impide la tendencia excesiva de las plaquetas sanguíneas a agruparse formando coágulos aumentando la fluidez en la sangre. 

    Hipoglucemiante: Normaliza el nivel de glucosa en la sangre y por lo tanto, es bueno que lo utilicen los diabéticos y los obesos. 

    Antibiótico y antiséptico general: El allo tiene una acción antibiótica contra varios microorganismos (Escherichia coli, Salmonella typhimurium, estafilococos y estreptococos, diversos hongos , y otros virus). El poder bactericida del ajo en el conducto intestinal es selectivo por lo que la diferencia de los antibióticos sintéticos, regula la flora intestinal y no a destruye, ya que tan sólo actúa sobre las bacterias patógenas. 

    Estimulante de las defensas: Aumenta la actividad de las células defensivas del organismo, linfocitos y macrófagos, estimulando la respuesta inmunológica y ayudando al sistema inmunitario del organismo a resistir las infecciones. De esta manera, actualmente cada vez mas se está utilizando el ajo como complemento en el tratamiento del sida. 

    Anticancerígeno: Hay estudios que demuestran que el ajo bloquea la formación de potentes anticancerosos, denominados nitrosamina, que pueden producirse durante la digestión de determinados alimentos. Se sabe que la alliicina, uno de suyos principios activos, impide la proliferación de la bacteria ''Helicobacter pylori'', relacionada con las úlceras de estómago y que pode favorecer el desenvolvimiento de cáncer de estómago. 

    Vermífugo: Actúa contra los parásitos intestinales, especialmente contra Enterobius vermiculare, pequeños vermes blancos que provocan picor anal en los niños. 

    Tonificante y depurativo: El ajo activa reaccións químicas del metabolismo y favorece los procesos de excreción de sustancias de deshecho. 

    Desintoxicante: Especialmente destinado para los tratamientos para dejar de fumar. Normaliza la tensión arterial elevada del fumador y ayuda a vencer el deseo de fumar.

     

    ASOCIACIONES Y ROTACIONES 

     

     

    CAPACIDAD GERMINATIVA

     

     

    RECOGIDA DE SEMILLAS

     

     

     

    RECETAS DE COCINA

     

    VUESTRAS OPINIONES

    En este apartado queremos colocar las opiniones que recibamos sobre esta hortaliza: que os parece, sí os gusta, o no, sí conocéis algunas propiedades, como la llaman donde vivís, o alguna anécdota ,..... cualquier cosa que queráis enviarnos a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..