COL DE BRUSELAS (Brassica oleracea var.gemmifera)

 

Estas hortalizas tan odiadas por los más pequeños de la casa son muy nutritivas y versátiles. Tienen mucha Vitamina C y Vitamina K y contienen antioxidantes. El sulfuro que contienen las Coles de Bruselas también contribuyen a desintoxicar el cuerpo. Pueden cocinarse de muchas maneras y no requieren muchos ingredientes para lograr un delicioso sabor.

Nombre científico: Brassica oleracea var. Gemmifera

Nombre en español: Couves de Bruxelas

Nombre en gallego y portugués: acelga. 
Nombres en otros idiomas: Brussel sprouts (inglés), Rosenkohl (alemán), Choux de Bruxelles (francés), Cavoletti di Bruxelles (italiano). 

 

UN POCO DE HISTORIA 

 

Detrás de estas coles en miniatura se esconde una historia sabrosa y económica: fue alrededor de 1550 que se desarrolló en la ciudad de Saint-Gilles, entonces llamada OBBRUSSEL, la horticultura de varios vegetales y especialmente repollo, después de un aumento acelerado de la demografía de Bruselas. A pesar de todos los esfuerzos de los agricultores, no fue suficiente producir suficientes verduras para Bruselas.

 También alrededor de 1650, estos antepasados ​​inventivos, con el fin de maximizar la rentabilidad del área cultivable, crearon las coles de Bruselas; este cultivo intensivo de col les ganó a los lugareños el sobrenombre de KUULKAPPERS o cortadores de col.

 

CARACTERÍSTICAS

 

Familia:Brasicáceas

La Col de Bruselas es una planta bianual. Desarrolla un tallo mucho más alto que en el resto de las coles, alcanzando entre 0,5-1m.
A lo largo de este tallo aparecen hijas de pecíolos largos, de limbos redondeados, verde oscuro y de superficie ligeramente rugosas, que terminan en una especie de roseta. Las yemas axilares de las hojas laterales se hipertrofian a lo largo de su ciclo vegetativo y forman unos pequeños cogollos, que es lo que comúnmente se conoce con el nombre de coles de Bruselas.
Los cogollos empiezan formándose en la parte inferior del tallo y sucesivamente van apareciendo en la parte superior.
En el segundo año del ciclo se suele producir la floración. Es muy parecida a la que se produce en las coles-repollos.

Existen numerosas variedades de coles de Bruselas que atienden a su tamaño, sabor, color y época de recolección.

Se clasifican en dos grupos, según se trate de variedades estándar o híbridas. Las variedades estándar, aunque producen coles más grandes y de mejor sabor, han sido eclipsadas por las variedades híbridas, más uniformes y de mayor conservación.

Según la época de recolección se encuentran los siguientes tipos:

Precoces: se recolectan antes de 150 días tras la siembra.

Intermedios: se recogen a los 150 y 180 días.

Tardíos: se cosechan después de 180 días tras su siembra.

 

DATOS DE CULTIVO 

 

Incluso las coles de Bruselas de temporada más corta tardan mucho en crecer (unos 100 días), por lo que entre abril y principios de junio, sembrar en semillero a voleo dejando 3 a 4 cm de separación entre las semillas. Recubrirlas con mantillo desmenuzado o compost y apretar bien para la toma de contacto. Regar con lluvia fina y mantener húmero hasta la aparición de las primeras hojas, lo que ocurrirá una semana y pico después.

Para fortalecer las raíces, cuando las plantas jóvenes tengan de dos a tres hojas, trasplantarlas al mismo lugar (en el semillero) dejando 10 cm de separación entre ellas. Enterrarlas unos cuantos cm de la base de cada planta.

Llegado el período entre mayo y julio, (aproximadamente un mes después de la siembra) cuando las plantas tengan 5 o 6 hojas bien desarrolladas, arrancar y seleccionar las plantas y eliminar las que tengan el tallo deformado o dañado.

Plantar en su ubicación definitiva enterrando la base del tallo hasta las primeras hojas para fortalecer el enraizado.

Luz: Pleno sol aunque tolera algo de sombra. 

Marco de plantación: 90 cm x 90 cm

Ph: 6-6,8

Riego: Necesita de un alto contenido de humedad y un ambiente fresco, por lo que los riegos serán frecuentes si escasean las lluvias.

Prácticas especiales:

Recortes: Alrededor de un mes antes de una helada importante, detener el crecimiento de la planta cortando el extremo de crecimiento. Así, se desviará toda la energía de la hortaliza hacia la maduración de las coles restantes.

Acolchado: Para conservar la humedad y la temperatura del suelo en los meses de calor, aplicar un acolchado orgánico como la paja o las hojas con compost por debajo.

 

COSECHA 

 

Entre octubre y marzo, cuando las coles de la base tengan 3 cm de diámetro se podrán cosechar empezando por ahí. Coger con los dos dedos cada una de las coles e inclinarlas hacia un lado con un golpe seco para desprenderlas.

Al mismo tiempo eliminar las hojas que se han vuelto amarillas, tirando de ellas hacia abajo y quemarlas antes de incorporarlas al compost, ya que es probable que estén infectadas con alguna enfermedad.

SUELO 

 

Se cultivan mejor en suelos fértiles que han sido excavados profundamente y bien provistos de estiércol durante el invierno previo.

 

 

FERTILIZACIÓN 

Abonar cada tres o cuatro semanas desde el trasplante hasta finales de verano con abono orgánico como la emulsión de pescado.

Como todas las coles necesita importantes cantidades de boro que, por lo general, escasea en tierras muy ácidas.
Necesita poco Nitrógeno, pero bastante P y K (pensad en las cenizas).

 

POLINIZACIÓN 

 

La mayor parte de las especies de Brassica oleracea son auto-incompatibles (o autoestériles) porque el polen de cada planta es viable pero solamente puede fecundar las flores de otras plantas. Son los insectos los vectores de la polinización.

Con el fin de conservar la pureza de la variedad, se aconseja aislar un km dos variedades de la especie Brassica oleracea.

 

PROBLEMAS

 

Las distintas especies de Brassica Oleracea, presentan básicamente los mismos problemas.

Las larvas de la mariposa de las coles (mariposa de alas blancas con puntos negros) causan erosiones sólamente en las hojas, excluyendo la zona de la nervadura principal.

Peronospora, la cual se caracteriza por unas manchas amarillas en las hojas que después se vuelven pardas. El borde de la hoja se acartona y presenta un fieltro blanco en el envés inferior.

Ennegrecimiento o manchas pardas en las inflorescencias que en seguida se cubren de moho negro.

Podredumbre y descomposición de la zona del cuello, con muerte de las plantas.

 

APORTACIONES NUTRICIONALES

 

Estas verduras son las que más calorías aportan de su género, a expensas de su mayor contenido en hidratos de carbono y proteínas (de bajo valor biológico). Comparten con el resto de verduras su elevada proporción de agua.

Constituyen la mayor fuente de vitamina C respecto de las verduras de su misma familia. Son una fuente interesante de folatos, y, en menor proporción, de beta-caroteno y vitaminas del grupo B (B1, B2, B3 y B6). Entre los minerales destaca la presencia de potasio, fósforo y yodo, así como cantidades discretas de zinc, calcio (de pobre absorción), magnesio y sodio.

El contenido de fibra insoluble es elevado, lo que favorece la sensación de saciedad y el tránsito intestinal, con lo que mejora el estreñimiento. Las coles son ricas en ácido cítrico, que potencia la acción beneficiosa de la vitamina C.

Los folatos intervienen en la producción de glóbulos rojos y blancos, en la síntesis de material genético y en la formación de anticuerpos del sistema inmunológico. La vitamina C es reconocida por su acción antioxidante, colabora en la formación de colágeno, huesos, dientes y glóbulos rojos, además de favorecer la resistencia a las infecciones y la absorción de ciertos nutrientes de los alimentos (hierro, ácido fólico y ciertos aminoácidos).

El potasio participa en la transmisión y generación del impulso nervioso, en el funcionamiento de la actividad muscular normal, así como en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula.

El magnesio se relaciona con el funcionamiento de intestino, nervios y músculos. Forma parte de huesos y dientes, mejora la inmunidad y posee un suave efecto laxante.

El yodo es un mineral indispensable para el buen funcionamiento de la glándula tiroides. Ésta produce las hormonas tiroideas, que intervienen en numerosas funciones metabólicas como el mantenimiento de la temperatura y del metabolismo corporal. Asimismo, el yodo es esencial en el crecimiento del feto y en el desarrollo de su cerebro.

Al igual que otras verduras del mismo género, su consumo habitual está justificado por su contenido en fitoquímicos (glucosinolatos, isotiocianatos e indoles). Éstos contribuyen a la prevención de algunas enfermedades degenerativas y a estimular el sistema inmunológico. Muchos de estos compuestos azufrados (dimetilsulfuro, trimetilsulfuro... ) son responsables del fuerte aroma que desprende esta verdura durante su cocción. El sabor amargo de las coles de Bruselas se debe a su contenido en goitrina.

ASOCIACIONES Y ROTACIONES 

Asociaciones favorables: Perifollo, judía enana, lechuga, canónigo, nabo, cebolla, guisante, apio, capuchina, espinaca, patata, pepino, rábano, remolacha, tomate, zanahoria.

Asociaciones desfavorables: Fresa, colinabo, judía de enrame.

En cuanto a las rotaciones, evitar después de plantas de la familia de la col.

 

CAPACIDAD GERMINATIVA

Las semillas de coles de Bruselas tienen una duración germinativa media de 5 años pero pueden conservar una facultad germinativa de hasta 10 años.

Un gramo de semillas puede contener sobre 250 semillas.

RECOGIDA DE SEMILLAS

 

Para producir semillas, seleccionar algunas plantas vigorosas y bien desarrolladas, de las que no se cosecharán las coles durante el invierno.

En marzo arrancar las plantas y trasplantarlas a otro lugar, dejando unos 70 cm de separación en todos los sentidos. Cortar el extremo del tallo y eliminar las coles pequeñas y mal formadas que se hayan formado a lo largo del tallo. Entutorar.

En julio, las pequeñas coles habrán producido tallos florales cuyas flores se habrán transformado en vainas a punto de abrirse. Cortar los tallos a ras del suelo, extender las vainas sobre una malla metálica en un lugar aireado, en la sombra, para completar el secado. Sacudirlas sobre una tela blanca limpia para recuperar las semillas y almacenarlas en recipientes herméticos.

RECETAS DE COCINA

A continuación te ofrecemos una serie de links en los que podrás encontrar más de 100 maneras diferentes de cocinar las coles de Bruselas, para que lo hagas a tu gusto.

Recetas de cocina 1

Recetas de cocina 2

VUESTRAS OPINIONES

En este apartado queremos colocar las opiniones que recibamos sobre esta hortaliza: que os parece, si os gusta, o no, si conocéis algunas propiedades, como la llaman donde vivís, o alguna anécdota ,..... cualquier cosa que queráis enviarnos a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..